funerarios.org.

funerarios.org.

La tanatopraxia como método para dignificar el cuerpo del fallecido

Introducción

La muerte es un tema complicado y difícil de abordar, pero inevitablemente forma parte de nuestra existencia. Cuando alguien cercano fallece, es normal que nos invada un gran dolor y tristeza. En esos momentos, la última cosa en la que queremos pensar es en los detalles prácticos que surgen después de un óbito. Sin embargo, es importante que se aborde la cuestión desde una perspectiva objetiva, ya que hay decisiones que hay que tomar con urgencia. Entre los aspectos más importantes que se deben tener en cuenta en estos casos, se encuentra la tanatopraxia. Este proceso resulta elemental ya que estandariza y da una estética al cuerpo del fallecido para darle un adiós con dignidad.

¿Qué es la tanatopraxia?

La tanatopraxia es un proceso de conservación temporal del cuerpo del fallecido, llevado a cabo por profesionales del sector funerario, cuyo objetivo principal es evitar el deterioro natural del cuerpo durante los días que transcurren desde el fallecimiento hasta el día del sepelio. La tanatopraxia es una técnica utilizada en todo el mundo que se ha convertido en un estándar de calidad en el sector. A continuación, veremos algunas de las ventajas de aplicar este método.

Ventajas de la tanatopraxia

  • Permite al cuerpo del fallecido mantener una mejor apariencia durante el velatorio y el funeral.
  • Evita el proceso de putrefacción natural del cuerpo.
  • Reduce el riesgo de contagio por enfermedades infecciosas.
  • Facilita el embalsamado.
  • Permite al personal funerario trabajar con mayor facilidad y seguridad.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de la tanatopraxia?

El proceso de la tanatopraxia se lleva a cabo en una sala acondicionada específicamente para este fin, completamente equipada con los elementos necesarios para llevar a cabo un trabajo cuidadoso. El cuerpo del fallecido se limpia y se desinfecta cuidadosamente. A continuación, se practica una incisión en la arteria carótida y otra en la yugular, para inyectar un líquido que actuará como conservante temporal. Este líquido está compuesto por una mezcla de formaldehído, agua, fenol, colorante y perfuma. En general, la cantidad y la composición del líquido se adaptan a cada caso en particular, teniendo en cuenta factores como la edad de la persona fallecida, su estado de salud, y otros.

¿Cuándo es necesario aplicar la tanatopraxia?

La tanatopraxia es un método que se utiliza normalmente cuando ha habido un desplazamiento entre el lugar del fallecimiento y el lugar donde tendrá lugar el funeral. En estos casos, la tanatopraxia permite que el cuerpo del fallecido se mantenga en condiciones óptimas hasta el momento del sepelio. También se utiliza cuando hay que esperar a que lleguen familiares cercanos o amigos que vienen desde lejos y se demoran en llegar. En estos casos, la tanatopraxia permite que el cuerpo del fallecido tenga una apariencia cuidada y digna hasta que sus seres queridos puedan despedirse de él.

¿Qué beneficios tiene la tanatopraxia para la familia del fallecido?

La muerte de un ser querido es un momento muy difícil para la familia. La tanatopraxia, sin embargo, puede ofrecer algunos beneficios importantes que pueden ayudar a la familia del fallecido a lidiar con el proceso de duelo de una manera más saludable. Estos beneficios incluyen:
  • Facilita el cierre y la aceptación de la muerte del ser querido.
  • Permite al personal funerario trabajar con mayor facilidad y seguridad.
  • Permite que la familia pueda despedirse del fallecido en un ambiente más sereno y tranquilo.
  • Facilita la realización de un homenaje adecuado al fallecido, preservando su memoria en el recuerdo de los suyos.

Conclusión

En conclusión, la tanatopraxia es un paso fundamental para brindar a los fallecidos un adiós con dignidad. La tanatopraxia tiene importantes beneficios tanto para el fallecido como para su familia y seres queridos. Si bien la muerte es un tema doloroso y difícil, es importante abordar esta cuestión con la máxima seriedad y profesionalismo. Un proceso de tanatopraxia adecuado puede establecer las condiciones para un último adiós con dignidad hacia el ser querido.