funerarios.org.

funerarios.org.

Diferencias entre el testamento abierto y el cerrado

Introducción

Cuando alguien fallece, sus bienes y propiedades deben ser distribuidos de acuerdo a sus deseos y a la ley. Una de las formas más comunes de asegurarse de que esto ocurra es a través de un testamento. Sin embargo, existen diferentes tipos de testamentos, y es importante conocer las diferencias entre ellos para poder tomar una decisión informada. En este artículo, hablaremos sobre las diferencias entre el testamento abierto y el cerrado.

¿Qué es un testamento abierto?

Un testamento abierto es aquel que es escrito ante un notario público y firmado por el testador y dos testigos. El notario conserva el documento original y emite copias autorizadas a las personas que estén mencionadas en el testamento. En este tipo de testamento, el testador puede hacer cambios o adiciones en cualquier momento antes de su muerte, y puede incluso revocar el testamento en su totalidad.

Características del testamento abierto

  • Escrito ante un notario público.
  • Firmado por el testador y dos testigos.
  • El notario conserva el documento original.
  • El testador puede hacer cambios o adiciones antes de su muerte.
  • El testador puede revocar el testamento en su totalidad.

¿Qué es un testamento cerrado?

Un testamento cerrado es aquel que es escrito por el testador en su propia letra y firmado por él mismo. El documento es entregado a un notario público en presencia de dos testigos, quienes también firman el documento. El notario guarda el testamento cerrado en su poder y su única función es asegurarse de que el documento no sea alterado o modificado de ninguna manera antes de la muerte del testador.

Características del testamento cerrado

  • Escrito por el testador en su propia letra.
  • Firmado por el testador y dos testigos.
  • Entregado a un notario público para su guarda.
  • El notario solo asegura que el documento no sea modificado.

Principales diferencias entre el testamento abierto y el cerrado

La principal diferencia entre el testamento abierto y el cerrado es que el primero puede ser modificado en cualquier momento antes de la muerte del testador, mientras que el segundo no puede ser modificado de ninguna manera. Además, el testamento cerrado tiene un mayor grado de privacidad en cuanto a su contenido, ya que solo el testador sabe lo que está escrito en el documento, mientras que en el testamento abierto cualquier persona autorizada puede conocer su contenido.

Ventajas y desventajas del testamento abierto

Entre las ventajas del testamento abierto podemos mencionar su flexibilidad en cuanto a la realización de cambios y adiciones, lo cual permite al testador ajustar su testamento a medida que cambian sus circunstancias o deseos. Además, se trata de un documento que cuenta con un alto nivel de seguridad, ya que es conservado por un notario público autorizado. Sin embargo, una desventaja del testamento abierto es que su contenido es público, por lo que cualquier persona puede conocer los detalles de su distribución de bienes y propiedades.

Ventajas y desventajas del testamento cerrado

Entre las ventajas del testamento cerrado podemos mencionar el alto grado de privacidad en cuanto a su contenido, lo cual permite al testador mantener en secreto sus deseos y decisiones en cuanto a la distribución de sus bienes y propiedades. Además, los testamentos cerrados son más fáciles y rápidos de redactar, ya que no requieren de la presencia de un notario público para su realización. Sin embargo, una desventaja del testamento cerrado es que no permite la realización de cambios o adiciones después de haber sido escrito y firmado.

Conclusión

En resumen, tanto el testamento abierto como el cerrado tienen sus beneficios y limitaciones. La elección de uno u otro dependerá de las necesidades y preferencias del testador. Es importante tener en cuenta que cualquier tipo de testamento debe ser realizado con el asesoramiento de un abogado para evitar errores legales y asegurar la correcta distribución de bienes y propiedades después de la muerte del testador.