funerarios.org.

funerarios.org.

La inhumación en tiempos de pandemia: protocolos y precauciones

La inhumación en tiempos de pandemia: protocolos y precauciones

Introducción

En tiempos de pandemia, la muerte sigue siendo una realidad, pero los ritos funerarios han tenido que adaptarse a las condiciones sanitarias impuestas por la propagación del virus. En este artículo abordaremos la inhumación, uno de los métodos más utilizados para enterrar a los difuntos, y los protocolos y precauciones necesarios para llevarla a cabo en estos tiempos de pandemia.

La inhumación

La inhumación es un método tradicional para la sepultura de los cuerpos de los difuntos. Consiste en enterrar el cuerpo en una fosa excavada en el suelo, que suele ser previamente revestida con una caja o sarcófago.

Esta práctica, aunque ha perdido popularidad frente a la cremación, sigue siendo la opción preferida para muchas familias y religiones, y sigue siendo una práctica común en todo el mundo.

Los protocolos funerarios en tiempos de pandemia

Ante la propagación del virus, los protocolos sanitarios se han vuelto más estrictos, y la realización de funerales y entierros ha tenido que adaptarse a estas nuevas medidas de seguridad.

Protocolo de seguridad en los servicios funerarios

  • Control de acceso: se permite el acceso a un número limitado de personas a la funeraria.
  • Uso de mascarillas obligatorio.
  • Lavado de manos con frecuencia, con gel hidroalcohólico o desinfectante.
  • Mantener la distancia social de al menos 2 metros.
  • Evitar el contacto físico (no saludar con besos o abrazos).
  • No compartir objetos (libros, oraciones, material religioso).

Protocolo de seguridad en los entierros

  • Mantener la distancia social de al menos 2 metros.
  • Uso de mascarillas obligatorio.
  • No compartir objetos (libros, oraciones, material religioso).
  • Limitar el número de asistentes.
  • Mantenerse en movimiento constante, para evitar aglomeraciones.
  • Evitar el contacto con las superficies y objetos.

Precauciones en la inhumación de los difuntos

Además de los protocolos aplicables a los servicios funerarios y a los entierros, también es necesario tomar precauciones específicas en la inhumación de los cuerpos.

Preparación del cuerpo para la inhumación

Los trabajadores funerarios deben utilizar equipo de protección personal (EPP) para manipular el cuerpo del difunto, y seguir medidas sanitarias para evitar la propagación del virus:

  • Proteger las fosas nasales, la boca y los ojos del trabajador con una mascarilla, gafas y guantes.
  • El cuerpo se debe envolver en una bolsa impermeable, preferiblemente de doble capa.
  • El exterior de la bolsa debe ser desinfectado antes de retirarla del recinto funerario.

Proceso de inhumación

El proceso de inhumación también debe llevarse a cabo bajo medidas de seguridad y protocolos específicos:

  • Los trabajadores deben utilizar equipo de protección personal para manipular la fosa, la caja o el sarcófago.
  • El fallecido se debe introducir en la fosa de forma directa y sin moverlo de su posición previa.
  • No se permite la presencia de familiares durante el proceso de inhumación.
  • El espacio en el que se llevará a cabo la inhumación debe estar previamente desinfectado.

Conclusión:

La inhumación de los difuntos sigue siendo una práctica común y necesaria. En tiempos de pandemia, es importante seguir los protocolos y precauciones necesarios para evitar la propagación del virus.

La salud y la seguridad de los trabajadores funerarios, así como de los familiares y amigos de los difuntos deben ser una prioridad.