funerarios.org.

funerarios.org.

Los mejores consejos para hacer una inhumación sencilla y respetuosa

Los mejores consejos para hacer una inhumación sencilla y respetuosa

Introducción

Como Director de una funeraria, sé que una de las situaciones más difíciles en la vida de una persona es planificar una inhumación. Para muchos, es una experiencia emotiva y abrumadora, y es importante hacer todo lo posible para asegurarse de que se trata de un proceso sencillo, respetuoso y memorable. En este artículo, repasaremos algunos de los mejores consejos y prácticas para hacer una inhumación sencilla y respetuosa.

Planificación anticipada

Uno de los consejos más importantes para hacer una inhumación sencilla y respetuosa es empezar con la planificación anticipada. Es esencial que se decida y se establezca el tipo de inhumación deseado antes de que ocurra la muerte.

Elección de la inhumación

Una inhumación puede ser convencional o crematoria. Si alguien decide un servicio convencional, es importante tener en cuenta si se enterrará en un cementerio o si se optará por una cripta o una bóveda. Por otro lado, si se elige la cremación, los seres queridos pueden optar por llevar las cenizas a casa o esparcirlas en un lugar especial.

Presupuesto

Es importante tener en cuenta el presupuesto cuando se planean los arreglos funerarios. Establecer un presupuesto le permitirá al Director de la funeraria presentar opciones que se ajusten a las necesidades de la familia. Algunas opciones pueden incluir arreglos florales, ataúd, urna, servicios de transporte, servicios religiosos, etc.

Comunicación con la funeraria

Después de tomar la decisión de qué tipo de servicio se desea, es hora de comunicarse con la funeraria. Es esencial hacerlo en un plazo razonable para evitar preocupaciones adicionales entre la familia y la funeraria. Además, es importante reunirse con la funeraria para determinar cómo se llevará a cabo la inhumación.

Preparación del cuerpo

Es necesario considerar cómo se preparará el cuerpo antes de la inhumación. Si se opta por un servicio convencional, se debe elegir un ataúd que sea cómodo, respetuoso y se ajuste a las necesidades del fallecido. Si la opción es la cremación, se necesitará una urna. Es importante elegir un lugar final de entierro que respete los deseos del fallecido y de su familia.

Transporte

Si el cuerpo debe ser transportado, es esencial que se haga con dignidad y respeto. Los familiares pueden optar por acompañar el cuerpo en el proceso si lo desean. Es importante que las personas involucradas en el transporte tengan experiencia, sean precisas y estén comprometidas con la seguridad y la dignidad.

El servicio

El servicio puede ser un momento muy emotivo e importante en el proceso de la inhumación. Por lo tanto, es importante asegurarse de que se ajuste a las necesidades y deseos de la familia y del fallecido.

Música y oraciones

La música y las oraciones pueden ser una parte importante del servicio. La familia y los amigos pueden elegir las canciones que más significado tienen para ellos y pueden pedir al sacerdote o líder religioso que oficie la ceremonia.

Palabras de recuerdo

Un momento especial en el servicio puede ser cuando amigos y familiares brindan un momento para homenajear al fallecido a través de palabras de recuerdo. Este momento puede ser muy emotivo y dar la oportunidad a todos de procesar lo que está sucediendo.

Después de la inhumación

Después del servicio, los familiares pueden optar por recibir apoyo psicológico o terapia de duelo. Algunos servicios funerarios ofrecen servicios adicionales o recomiendan terapeutas calificados. También puede ser útil planificar una reunión familiar en la que se compartan los recuerdos y se puedan abordar las preguntas y preocupaciones.

Registro de defunción y otros asuntos legales

Una vez que la inhumación se ha completado, es importante abordar los asuntos legales. Es necesario presentar el registro de defunción para que se pueda colocar el certificado de defunción.

Monumento conmemorativo y otros ritos funerarios

Si la familia ha optado por un servicio convencional, pueden considerar la creación de un monumento conmemorativo. También pueden querer participar en otros servicios funerarios, como ceremonias de vela, visitas al cementerio, etc.

Conclusión

En resumen, tomar la decisión de la inhumación es una de las decisiones más difíciles que las personas tienen que tomar. Sin embargo, hay muchas maneras en que se puede hacer un proceso sencillo, respetuoso y memorable. Desde la planificación anticipada hasta la comunicación con la funeraria, el servicio y las cuestiones después de la inhumación, hay muchas maneras de abordar cada aspecto del proceso. Esperamos que esta información le haya sido útil y que le pueda brindar la ayuda que necesita para guiarlo a través del difícil proceso de la inhumación.