funerarios.org.

funerarios.org.

Velatorios virtuales: tendencia en la era digital

Introducción

En la era digital en la que vivimos, cada vez son más las personas que buscan alternativas para adaptarse a esta nueva forma de vida. Una de las tendencias que ha ido en aumento en los últimos años son los velatorios virtuales, en los que se puede honrar la memoria de un ser querido sin tener que estar físicamente presente en el funeral.

¿Qué son los velatorios virtuales?

Los velatorios virtuales son una herramienta que permite a los seres queridos participar en el funeral de un familiar o amigo desde la comodidad de su propia casa. Estos velatorios suelen estar disponibles a través de plataformas en línea, como Zoom o Skype, y se pueden transmitir en vivo para que otros puedan unirse y honrar al fallecido.

Además de la transmisión en vivo, los velatorios virtuales también ofrecen otras opciones, como la posibilidad de dejar mensajes de condolencias, subir fotos y videos en memoria del fallecido, y compartir historias y recuerdos con otros seres queridos.

Beneficios de los velatorios virtuales

Los velatorios virtuales ofrecen una serie de beneficios tanto para los seres queridos como para las funerarias que los ofrecen. Algunos de los principales beneficios son:

  • Accesibilidad: Los velatorios virtuales permiten que todas las personas que quieran honrar la memoria del fallecido puedan hacerlo, incluso si no pueden estar presentes físicamente.
  • Ahorro de tiempo y dinero: Los velatorios virtuales eliminan la necesidad de viajar y alojarse en otros lugares, lo que puede ahorrar tiempo y dinero a los seres queridos.
  • Comodidad y seguridad: Los velatorios virtuales pueden ser especialmente útiles durante momentos de crisis, como una pandemia, cuando las personas pueden no sentirse seguras o cómodas viajando o asistiendo a grandes reuniones.
  • Personalización: Los velatorios virtuales ofrecen una oportunidad única para personalizar la experiencia con videos, fotos y mensajes de homenaje que pueden durar más allá del evento en sí.

¿Cómo funcionan los velatorios virtuales?

Los velatorios virtuales son relativamente fáciles de implementar y pueden ser personalizados para cumplir con las necesidades de cada familia y sus seres queridos. En general, el proceso comienza con la contratación de una funeraria que ofrezca velatorios virtuales y la selección de una plataforma en línea para la transmisión en vivo.

Una vez contratados los servicios, los seres queridos pueden seleccionar fotos y videos que se pueden compartir durante el evento. La funeraria se encarga de la logística, como la programación del evento y la creación de un enlace en línea para que otros miembros de la familia y amigos puedan acceder a la plataforma para unirse al evento.

Consideraciones importantes a la hora de organizar un velatorio virtual

Si bien los velatorios virtuales pueden ser una excelente manera de honrar la memoria de un ser querido, hay algunas consideraciones importantes a tener en cuenta.

  • Privacidad: Asegúrese de que la plataforma elegida tenga funciones de privacidad para que solo los seres queridos puedan acceder al evento.
  • Comunicación: Comuníquese claramente con los participantes del velatorio virtual sobre cómo pueden unirse y participar en el evento.
  • Preparación: Es importante seleccionar con anticipación las fotos, videos y otros elementos multimedia que se compartirán durante el evento para asegurarse de que todo funcione correctamente.
  • Asistencia técnica: Si no está familiarizado con las plataformas en línea y su funcionamiento, es posible que deba contar con la asistencia técnica de la funeraria para garantizar que todo funcione correctamente.

Conclusión

Los velatorios virtuales son una tendencia en aumento en la era digital y están ganando popularidad por sus múltiples beneficios. Si bien todavía hay algunos ajustes y consideraciones importantes a tener en cuenta, los velatorios virtuales pueden ofrecer una oportunidad única para que los seres queridos honren y celebren la vida de sus seres queridos que han fallecido, incluso cuando no pueden estar presentes físicamente.